6 de julio de 2012

Curiosidades en Nuestro Planeta


La basta superficie de nuestro planeta guarda rincones que aun no han sido explorados, lugares inóspitos que el hombre no ha visitado jamás, y que tal vez nunca lleguen a ser vistos por nuestros ojos. Para hallar éstos lugares, New Scientist se propuso descubrir: “los últimos lugares en la Tierra”.


Según este contexto, existen estudios que revelan algunos puntos en nuestro planeta en condiciones inexploradas: montañas aún no escaladas, cuevas sin explorar, desiertos no cartografiados e islas deshabitadas.


Desierto no cartografiado:
Resto de embarcaciones en el hoy desierto de  Aral.

De pie sobre la rambla de Muynak, en Uzbekistán, que fue uno de los más selectos sitios de vacaciones de la ex Unión Soviética, ya no se ven las olas romper. Todo lo que se ve es arena extendiéndose hasta el horizonte y más allá, siendo lo que queda del Mar de Aral, que 40 años atrás cubría 68.000 kilómetros cuadrados. Ahora, la mayor parte ha desaparecido, como resultado del uso del agua de sus afluentes para el cultivo del algodón, que dejó 50.000 kilómetros de un desierto que aún no figura en los mapas, pero se ha podido fotografiar gracia a los satélites.



Lugares remotos:
Vista aérea de la isla Bouvet.

Uno de los lugares más remotos del mundo moderno es la isla Bouvet. Desde su descubrimiento, en 1739, pocas personas han pisado su suelo, cubierto en gran parte por hielo, y desde 1971 es una reserva natural. El único vestigio humano en ella es una estación de meteorología automática.



Porciones de tierra que no han sido descubiertos:
Imagen de la isla Uunartoq Qeqertoq.

Todavía existe tierra por descubrir, si uno sabe dónde buscar. A medida que los hielos polares se derriten por efecto del calentamiento terrestre, aparecen islas hasta entonces escondidas debajo de los hielos llamados "eternos". La última en ser descubierta es Uunartoq Qeqertoq, cerca de la costa oriental de Groenlandia, así bautizada por el explorador Denis Schmitt en 2005.



Lugares que nadie a pisado:
Vista de Gangkhar Puensum

Desde las islas polares hasta ciertos remotos desiertos, existen incontables áreas que aún hoy siguen siendo vírgenes. Que muchos de estos lugares no hayan sido visitados responde a una razón; Nadie quiere hacerlo. En el mundo de los exploradores, lo que interesa es conquistar sitios a los que los demás desearían haber llegado primero. En éste contexto, existen numerosas montañas que todavía no han sido escaladas y que muchos quisieran escalar. En el tope de la lista está Gangkhar Puensum, la montaña más alta de Bután, con 7541 metros. Los tres intentos de alcanzar su cima han fracasado y, desde 1994, Bután prohíbe escalar montañas de más de 6000 m por respeto a creencias religiosas.



El enigma de las profundidades:
Entrada a la cueva take.

Existen profundidades por ser exploradas. La cueva Take Voronya en Abjasia, Georgia, es, con 2170 metros, la más profunda del mundo. En enero de 2007, una expedición descubrió la entrada a un nuevo pasaje que agrega 30 metros que se encuentran bajo el agua.



Lugares sin vida:
Yungay, desierto de Atacama.

Cuando los biólogos buscan vida, suelen encontrarla. Hay dos notables excepciones: ciertas extensiones de la Antártida y Groenlandia, lo que no resulta para nada sorprendente. Pero existe otro más misterioso: una zona llamada Yungay, en el corazón del desierto de Atacama, Chile: la única extensión de tierra seca que parece no albergar vida en su superficie.



Lugares que emergen del agua:
Vista aérea de Home Reef.

El 9 de agosto de 2006, unos veleros que navegaban alrededor de Tonga fueron testigos de una erupción volcánica submarina del Home Reef, al sur de la isla Late. Tres días después, la tripulación del velero noruego Maikenm pudo observar una isla que no figuraba en las cartas náuticas.



Fuente: New Scientist Magazine


GRACIAS POR TU VISITA!





1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...